Película rodada íntegramente con iPhone 5s

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias

La película ha sido filmada íntegramente con un iPhone 5s, según contaba su director Sean Baker. En concreto, para rodar las escenas se utilizaron tres iPhone 5s. Para dotar a la película de un look algo más “sofisticado” usaron una app llamada Filmic Pro y una lente anamórfica de la marca Moondog Labs (son lentes baratas, de unos 50 $, y permiten rodar con un campo de visión más amplio).

Ahora ya no hay excusa para ponerse a rodar algo.

La película ‘Tangerine‘ está siendo la gran revolución del Festival de Sundace, que se celebra esta semana en Park City (Utah, Estados Unidos).

La quinta producción del director norteamericano Sean Baker está siendo la gran protagonista del festival por varios motivos, el primero: su rompedora producción. Y es que este filme fuegrabado íntegramente con iPhone 5s. Concretamente, se utilizaron 3 iPhones, y como complemento solo se usó la aplicaciónde móvil, Filimic Pro, y una lente anamórfica de 50 dólares que permite rodar un campo de visión más amplio.

La temática del filme es también una apuesta arriesgada: los transexuales. Baker graba la historia de dos transexuales (reales) por las calles de Los Ángeles. Sus protagonistas, Kiki Kitana yMya Taylor, consiguieron el papel después de un casting celebrado en un centro LGBT en Los Ángeles y ninguna de ellas tenía experiencia previa.

Aunque se desconoce el presupuesto exacto de la producción, este ha sido bajo y los recursos técnicos y humanos, limitados.

La película Tangerine está siendo una de las sensaciones del Festival de Sundance que se celebra estos días en el pequeño pueblo de Park City, Utah (EE.UU). Y lo es por varios motivos.

Primero, por su temática transexual. La cinta cuenta la historia de dos transexuales (reales) que deambulan por las calles de Los Ángeles. El director Sean Baker comentaba que sus protagonistas -Kiki Kitana y Mya Taylor- no tenían experiencia actoral previa. Consiguieron el papel después de un casting celebrado en un centro LGBT en Los Ángeles.

Segundo, por su bajo presupuesto. Se desconoce la cifra económica exacta, pero los recursos técnicos y humanos han sido limitados. Y aquí es donde viene el tercer y más importante punto.